Comercio
Imagen
Comercio
   
Picoazá
Noticias
Cerro Jaboncillo
Historia
Comercio
Tradiciones
Imagen
El auge comercial de Picoazá
El boom comercial de Picoazà no es una casualidad. La historia de sus inicios así lo señala y el recorrido que ha tenido este sector de la sociedad ecuatoriana lo reafirma.
Sin embargo la fuerza comercial que corre por la sangre de cada uno de sus habitantes se había mantenido tras bastidores desde hace muchos años. Ahora la situación cambió. La parroquia se ha subido en el tren del progreso que la llevará, sin duda alguna, a ser el principal centro del comercio informal de Manabí.
Y los calificativos no responden a una mera exageración. Ya el año anterior, en las festividades de fin de año, se vivió una verdadera convulsión en el lugar. Cientos de comerciantes, todos ellos de Picoazà, se agruparon y decidieron montar sus propios negocios en los alrededores del parque central. La medida le fue mucho mejor de lo que pudieron haberse imaginado.
Se vivió una verdadera fiesta. Decenas de miles de personas, de todos los rincones de la provincia y hasta fuera de ella, llegaron. Compraron de todo y se fueron asombrados. Los costos no tenían competencia. Esa es la clave de los vendedores de este sector de la provincia a la que se le suma el ingenio para las ventas, que a decir de muchos expertos, lo llevan en la sangre.

Los emprendedores
Pero no sólo el año anterior se vivió la fiesta. El boom comercial de Picoazà nació hace unos cinco años. Algunos emprendedores, nacidos en esta tierra, decidieron montar sus negocios y lo hicieron con la finalidad de vender sus productos a los propios comerciantes de la zona que se dedican al trabajo ambulante, con precios más bajos que los obtenidos en los mercados tradicionales.
El negocio no les fue mal. En poco tiempo estos emprendedores obtuvieron resultados favorables. Una ayuda se sumó: el cambio de moneda que sufrió el país. Ahí se consolidaron.

Despertó el león
La tesonera labor de los emprendedores como Ramón Vera (Eno), Pricela Vera Palma, Vicente Tejana Palma, Marzo Rivas Chávez, Fátima Pin, Italo Rivas, y otros, irradiaron una energía positiva a habitantes de la parroquia que tenían ese león comercial dormido. Muchos decidieron, también, montar sus negocios y ahora ellos se suman a los cerca de 40 propietarios de almacenes con asiento en esta parroquia.
Toda esa cantidad de locales comerciales ha hecho que en Picoazà se venda de todo. “Cuando una persona de otro lado viene a la parroquia siempre lo va a encontrar”, señala uno de los comerciantes ubicados en este lugar.

No todo es color de rosa
Llegar hasta lo que hoy es Picoazà, el principal centro del comercio informal de Manabí, no se lo puede conseguir de la noche a la mañana. Se necesita, dijo uno de los comerciantes, mantener un ritmo de trabajo muy intenso.
Ritmo que podría descender si no se toman las medidas de precauciones adecuadas. Por ahí alguien dijo que muy fácil era llegar a la meta, pero muy difícil era mantenerse en la cima.
Como señala Nilton Díaz, empresario de Picoazà, de reconocida trayectoria en la provincia, una de las medidas que se podrían adoptar, es la iniciación de una serie de charlas y seminarios dirigidos a los comerciantes. La finalidad es que conozcan cómo administrar, desde la cima, los negocios, y evitar así un descalabro de la economía alcanzada hasta ahora.
Entonces, el crecimiento alcanzado por la fuerza laboral de Picoazà deberá ser encaminado por las vías correctas. Hacer de esto un verdadero pulmón del crecimiento económico y social de esta centenaria parroquia.
Imagen
Puedes escribir un titular.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
Imagen
Puedes escribir un titular.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
 
Escríbeme
Para más información